Censorship banner.png

ManifestoDos

From Wiki - Hipatia
Jump to: navigation, search


HIPATIA,
(http://www.hipatia.info ), organización internacional, en éste, su
Segundo Manifiesto:

reclama la
libertad del conocimiento.

En el camino hacia una sociedad del conocimiento libre,

afirma
la dignidad de toda persona humana como valor fundamental;

y solicita que,
sean respetados los derechos establecidos en:

en particular:

a) el derecho a la libertad del conocimiento, establecido en el párrafo 1 del articulo 27 de la DUDDHH y en el párrafo 1 incisos a) y b) del articulo 15 del PIDESC ;
Toda persona tiene derecho a tomar parte libremente en la vida cultural de la comunidad, a gozar de las artes y a participar en el progreso científico y en los beneficios que de él resulten.

a este derecho es previo

b) el derecho a la educación libre, establecido en el articulo 26 de la DUDDHH y en el articulo 13 del PIDESC ;
Toda persona tiene derecho a la educación. La educación debe ser gratuita, al menos en lo concerniente a la instrucción elemental y fundamental...

a estos derechos es previo

c) el derecho a la libertad de información, establecido en el articulo 19 de la DUDDHH Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión..

Los tres precitados derechos humanos (asi como los otros) tienen valor preeminente frente al (y limitan el) derecho del autor a beneficiarse de su creación, reconocido en el párrafo 2 del articulo 27 de la DUDDHH y en el párrafo 1 inciso c) del articulo 15 del PIDESC : Toda persona tiene derecho a la protección de los intereses morales y materiales que le correspondan por razón de las producciones científicas, literarias o artísticas de que sea autora. ya que este derecho humano sufre limitaciones por interés publico.

Lo que es reafirmado en el párrafo 1 de la Resolucion 2000/7 de la Subcomisión para la Promoción y Protección de los Derechos Humanos del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

El tránsito desde la sociedad industrial a la sociedad de la información y el conocimiento implica cambios profundos, un verdadero cambio paradigmatico. Las reglas de apropiación exclusiva aplicables a los bienes materiales no lo son de forma eficiente a la información y al conocimiento:

  • los bienes materiales son "bienes escasos" (la manzana, o es tuya o es mia) y establecen una economía;
  • en la sociedad del conocimiento el mismo se duplica sin costo marginal (si tengo una idea y te la comunico, los dos tenemos una idea), dado que el conocimiento digitalizado, se independizó de la base material que lo transportaba y circula libremente por Internet.

El hecho que información y conocimiento ya no sean bienes escasos es un progreso para la Humanidad.
Forzar sin necesidad información y conocimiento a cumplir con las reglas de la economía implica frenar este progreso benéfico.

Por ello es necesario hoy repensar el derecho de autor, las patentes y todos los derechos de monopolio legal sobre creaciones intelectuales.
Estos derechos se justifican solo y exclusivamente si cumplen con su función social y incentivan la difusión del conocimiento.
El marco jurídico vigente, afinado en la era industrial con el fin de favorecer la difusión de la información y el conocimiento, resulta anacrónico e injustificado en la sociedad del conocimiento ya que impide el libre flujo de los mismos, perjudicando a la persona humana y a la sociedad, y solo beneficiando intereses particulares.

Los países y corporaciones que se empeñan en patentar productos, "olvidan" que partieron del conocimiento y hallazgos de la ciencia, financiada en gran medida con los recursos públicos en instituciones públicas. El objetivo de patentar plantas, animales y microorganismos por parte de las mismas olvida que son los pueblos, la humanidad toda los dueños de los recursos genéticos y no inquilinos de los mismos.

La riqueza de las naciones industrializadas se basa plenamente en la posesión de conocimiento. La pobreza del resto de las naciones es una consecuencia directa de la apropiación artificial (mediante el sistema de patentes) del conocimiento y de la falta de los medios económicos y tecnológicos para acceder a los mismos. Pobreza y miseria, son causa de muerte de miles de personas. La humanidad vive y enfrenta un genocidio legal, es decir un sistema perverso que provoca la muerte de miles de personas amparado en el régimen legal existente.

El derecho al conocimiento es por lo tanto esencial y no debe permitirse la dependencia de poderes económicos e intereses comerciales.

Corresponde entonces modificar el sistema legal adecuándolo a la realidad, a la conveniencia de la sociedad y a los nuevos usos y costumbres de la red, dando actuación al derecho de toda persona humana a la libertad del conocimiento, conforme a lo establecido por la Declaración Universal de Derechos Humanos.

Conforme a esto,
Hipatia

invita a toda persona humana a tomar la responsabilidad de reclamar

y pide a todas las instituciones, entidades privadas, públicas y especialmente a los gobiernos del mundo, que participen en o establezcan

un marco legal

  • adecuado a la realidad, a la conveniencia de la sociedad y a los nuevos usos y costumbres de la red,
  • que permita a toda persona humana gozar de la libertad del conocimiento, cumpliendo con la Declaración Universal de Derechos Humanos.


LasReferencias